Explorando el Mapa Vinícola: Un Viaje de Norte a Sur por las Distintas Regiones Vitivinícolas y sus Deliciosos Vinos

Explorando el Mapa Vinícola: Un Viaje de Norte a Sur por las Distintas Regiones Vitivinícolas y sus Deliciosos Vinos

Explorá las características únicas de las regiones argentinas y sus mejores vinos. Una experiencia completa para amantes del vino y la cultura vitivinícola.

Del norte al sur de Argentina, cada región nos ofrece un terroir único que influye sobre las características de los vinos y contribuye a la riqueza vinícola del país. Si bien Mendoza es una de las más reconocidas mundialmente, hay otras provincias que se fueron abriendo paso y tienen grandes vinos para ofrecer. 

Este mapa vitivinícola fue ampliándose con los años y hoy se encuentra en su mejor momento, ofreciéndonos vinos para todos los gustos: tintos, blancos, rosados, espumosos, entre otros.

En este artículo nos sumergimos en los distintos rincones del país, descubriendo los vinos más destacados de cada región.

Maimará, Jujuy

Maimará se encuentra en el centro de la Quebrada de Humahuaca, en Jujuy, la primera provincia del norte donde se empezaron a elaborar vinos.

En la Quebrada de Humahuaca y Valle Templado, entre los 2200 y 3230 metros sobre el nivel del mar, se concentran casi todos los viñedos.

La Quebrada de Humahuaca, reconocida como Indicación Geográfica por el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), nos sumerge en 35 millones de años de historia geológica. 

Finca Ollantay de Bodega El Bayeh, a 2425 metros sobre el nivel del mar.

En esta zona con clima desértico, lluvias escasas y una gran amplitud térmica, para las vides, madurar es todo un desafío, ya que solo en época de vendimia existen algunos días lluviosos. Estos factores hacen que la zona sea conocida por sus vinos de altura, cada uno con identidad propia.

El viento del norte facilita la maduración en ciertos viñedos, mientras que en las alturas, los vientos más frescos regulan la temperatura en épocas de mucho calor.

Es aquí en Maimará, donde se ubican los viñedos de la Bodega El Bayeh.

En este paisaje nace el vino Tinto de Maimará, de la línea Pequeños Parceleros de la Quebrada. Un blend de uvas Criolla grande y chica, Malbec, Cabernet Sauvignon y Merlot.

Esta es la primera línea de vinos de Bodega El Bayeh, un homenaje a los antiguos parrales de uva Criolla, a la tierra y a los parceleros que la han cuidado a lo largo de la historia. 

Las uvas de este vino, principalmente Criollas, cosechadas en propiedades de pequeños finqueros con parrones añejos del pueblo de Maimará, fermentaron juntas en ánforas de arcilla con racimo entero. Como resultado, se obtuvo un vino fluido, delicado y con buena textura.

Posee aromas que remiten al suelo pedregoso, con notas de hongo y tierra seca. En boca es fresco y complejo al mismo tiempo, con taninos finos.

Tolombón, Salta

Tolombón, al sur de la ciudad de Cafayate, en lo alto de la pendiente oriental de los Valles Calchaquíes, es una zona con clima caluroso, noches frías y una gran amplitud térmica. 

Los suelos franco-arenosos con elevada proporción de arena fina, tienen una excelente permeabilidad, lo que permite elaborar vinos Torrontés, Sauvignon Blanc, Albariño, Malbec, Merlot, Petit Verdot, Garnacha y Cabernet Sauvignon.

Tanto los blancos como los tintos se caracterizan por su frutalidad y gran tipicidad varietal.

Es en esta tierra donde encontramos la emblemática bodega Estancia Los Cardones, a 1700 msnm. Este proyecto de la familia Saavedra Azcona junto con el ingeniero y enólogo Alejandro Sejanovich, pretende reflejar las características únicas del terroir de Tolombón en sus vinos.

Las primeras plantaciones fueron en el año 2009, y si bien la cepa más plantada es el Malbec, también se encuentran lotes con Petit Verdot, Garnacha, Cabernet y Marsanne. 

El suelo de Estancia Los Cardones, rocoso y poco profundo, con abundante piedra pizarra astillada y mica desintegrada, es único en los Valles Calchaquíes.

Bodega Estancia Los Cardones, a 1.700 msnm en Tolombón, Valles Calchaquíes.

Destacándose entre los vinos de esta bodega, el Tigerstone Malbec es una expresión auténtica de la región.

Es 100% Malbec, con expresión aromática intensa, cargada de frutas rojas frescas y barricas usadas que aportan sutiles notas de cacao y complejizan su sabor. En boca es redondo y pulido, con una acidez bien ensamblada. 

La cosecha se realiza un mes antes que el resto de los productores para una mejor acidez y frescura y se cría en barricas usadas durante 9 meses.

“Tigerstone Malbec, suelos de arena y piedras azules atigradas, resguardan secretos de la tierra de Tolombón, que tratamos de revelar con este vino.” Así lo define su enólogo, Alejandro Sejanovich.

Valle de Cafayate, Salta

El Valle de Cafayate, en la provincia de Salta, es una zona conocida por sus impresionantes formaciones rocosas rojas.

El clima desértico extremo con días cálidos y noches frescas, proporciona un escenario ideal para la práctica de la viticultura integrada y sostenible, entre los 1650 y 2500 metros sobre el nivel del mar. Además, la gran amplitud térmica permite que las uvas adquieran una gran concentración, dando como resultado vinos de gran carácter.

En el corazón del Cafayate se ubica la Bodega El Porvenir, un enclave vinícola donde se cosechan uvas de alta calidad con innovaciones de vanguardia.

Esta bodega nació a fines del siglo XX, en la fase de transformación de la industria vitivinícola argentina, la renovación de la vitivinicultura salteña y la expansión internacional de los vinos de Cafayate.

Viñedos de la Bodega El Porvenir, en Cafayate, Salta.

Este vino es el nuevo integrante de la línea Laborum Single Vineyard. Un vino con un proceso de crianza meticuloso, es el primer Cabernet Franc al 100%, capturando la esencia de este varietal y el carácter distintivo del valle de altura, elaborado a 1750 msnm.

Tras una fermentación en tanques de acero inoxidable durante 10 días a temperatura controlada, el vino pasa 6 meses en huevos de concreto y otros 6 adicionales en barricas de roble francés.

Es de un color rojo rubí muy expresivo, revelando aromas de frutos rojos y negros, con un especiado de pimiento rojo maduro, notas a grafito y sutiles aromas a vainilla aportado por la madera nueva. Su sabor es con entrada dulce y armónica, de largo final en boca, siendo un vino elegante.

Valle de Cafayate, Salta

Las uvas que se producen en esta zona de Salta reciben gran intensidad de rayos solares, por lo que sus pieles son más gruesas. Los vinos tintos producidos en este terroir son potentes, de gran cuerpo y color, elegantes, diferentes a los de otras regiones tanto de Argentina como del resto del mundo.

En esta región, a unos 6 km al noroeste de Cafayate, se encuentra la Bodega Yacochuya, con viñedos ubicados a más de 2000 msnm, siendo uno de los sitios de producción más altos del mundo. En la finca hay 30 hectáreas plantadas con uvas Malbec, Cabernet Sauvignon, Tannat, Cabernet Franc y Torrontés.

Esta bodega es producto de la unión entre la familia Etchart y el reconocido enólogo francés, Michel Rolland. La construcción comenzó en 1998 y la primera elaboración fue en 1999.

Viñedos de la Bodega Yacochuya en los Valles Calchaquíes, a 2000 msnm.

El vino San Pedro de Yacochuya Tinto, es elaborado 85% con Malbec y 15% Cabernet Franc. Las uvas son cosechadas a mano a bajas temperaturas en la Finca Yacochuya, en los Valles Calchaquíes.

Experimenta una fermentación de 10 días a temperatura controlada y maceración de 4 semanas en tanques de acero inoxidable de 12500 litros.

Su crianza es de 12 meses en barricas de roble francés, mitad de primer uso y mitad de segundo uso.

Es un vino con aroma intenso, dulce, acidez equilibrada y un carácter frutal muy marcado. En boca repite el carácter frutado, con buena tipicidad varietal, toques especiados y taninos firmes. Completa la experiencia un sutil matiz de pimiento que le aporta el Cabernet Franc.

Barreal, Valle de Calingasta, San Juan

La provincia de San Juan tiene una larga tradición en el mundo vinícola gracias a la llegada de inmigrantes españoles e italianos, siendo la segunda provincia con más hectáreas de vides plantadas, después de Mendoza.

Su identidad se origina en sus suelos áridos, con un sol intenso y el trabajo de productores de los viñedos. Los principales terruños son los Valles de Tulum, Zonda, Ullum, Pedernal y Calingasta.

El Valle de Calingasta, con indicación geográfica desde el año 2013, debe su nombre al cacique Calin, quien, según cuenta la leyenda, abandonó todo para habitar la montaña. 

En la localidad de Barreal, en Calingasta, se ubica la bodega Cara Sur, un pequeño proyecto de Pancho Bugallo y Sebastián Zuccardi, donde trabajan con variedades criollas de viñedos viejos que están recuperando. 

Viñedos de Cara Sur, proyecto de Sebastián Zuccardi y Pancho Bugallo en Barreal, Valle de Calingasta.

Este vino de la bodega Cara Sur es una mezcla de varietales de pequeños viñedos en Barreal e Hilario en San Juan, de vides plantadas en suelos aluviales.

Las uvas se cosechan a mano, se despalillan y se fermentan con levaduras autóctonas. Tiene una crianza de 7 meses en depósitos de hormigón, barricas de roble y damajuanas de 50 litros sobre lías, sin filtrar ni clarificar.

Es un vino fresco, sabroso, mineral, con complejidad y elegancia, así lo describió el crítico de vino Luis Gutierrez, quien le otorgó 92 puntos.

Barreal, Valle de Calingasta, San Juan

En la misma zona, en Barreal, se encuentra otra bodega particular: Los Dragones. Nacida de la visión de tres hermanos que apostaron al desarrollo de un proyecto familiar en la región. 

La pasión de Andres Biscaisaque por las montañas se unió a su pasión por el vino, lo que lo llevó a mudarse a Barreal, donde elabora vinos desde el 2014. Luego se unieron sus hermanos Martín y Fernando, quienes desde Buenos Aires se encargan del desarrollo administrativo y comercial del proyecto.

La finca se ubica a 1650 metros de altura, al pie de la Cordillera de los Andes, con suelos aluviales aportados por los ríos principales y rocas ígneas.

Abarca 5 hectáreas donde se cultiva Malbec, Garnacha, Criolla Chica, Bonarda, Torrontés y Moscatel Blanco.

La bodega busca expresar el terroir a través de sus vinos, por lo que además de sus propias viñas en Barreal, seleccionan uvas de viñedos de pequeños productores de otras zonas del valle, como los parajes Puchuzún, Hilario y Sorocayense.

Finca de la Bodega Los Dragones, a 1650 metros de altura en Barreal.

El vino Alfil Tinto es un vino particular, con una personalidad especial, ligero, frutal y fresco, elaborado con 95% Bonarda y 5% Torrontés.

Proviene del Paraje Hilario en Barreal y se gesta en un parral con más de 80 años, dotándolo de una autenticidad y carácter especiales.

San Patricio del Chañar, Neuquén

Siguiendo nuestro recorrido, nos trasladamos hacia el sur del país, donde encontramos la región vitivinícola San Patricio del Chañar, en la provincia de Neuquén, que tuvo su nacimiento en 1994 cuando el empresario Julio Viola desarrolló un complejo sistema de riego por goteo, aprovechando las aguas de deshielo del río Neuquén.

Gracias a la combinación de la humedad del área con la marcada amplitud térmica, se logran vinos de gran acidez. Las uvas maduran lentamente al disfrutar de varias horas de sol y así desarrollan taninos con altos niveles de concentración fenólica y excelentes características organolépticas.

Bodega Familia Schroeder, en una de las zonas vitivinícolas más australes del mundo.

En este paisaje se alza la Bodega Familia Schroeder, fundada en 2001 por Herman Heinz Teodoro Schroeder y sus hijos. Construida contra la ladera del valle, se integra al paisaje natural. El edificio de aproximadamente 22 metros de altura y cinco niveles, aprovecha la fuerza de gravedad en el proceso de vinificación, minimizando el uso de bombas y reduciendo los procesos oxidativos desde la uva al vino terminado.

En los inicios de la construcción de la bodega se encontraron restos fósiles de un dinosaurio herbívoro de 75 millones de años de antigüedad, bautizado como Panamericansaurus Schroederi. En homenaje a este hallazgo, la familia dio nombre a su primera línea de vinos y a su restaurante: “Saurus”.

Dentro de la línea de vinos Familia Schroeder, sobresale el Pinot Noir, un vino complejo en nariz, con aromas de frutos rojos maduros, combinados con notas de especias, trufas y flores.

Por su crianza en roble, tiene sutiles notas a vainilla y chocolate. En boca tiene muy buena entrada, con taninos dulces y refinados.

El proceso de elaboración incluye una maceración en frío de 24 horas con hielo seco y nieve carbónica, seguido de una fermentación alcohólica en tanques abiertos de acero inoxidable especialmente adquiridos para esta variedad, con agregado de levaduras seleccionadas. La crianza es de 18 meses en barricas nuevas de roble francés.

General Roca, Río Negro

Más hacia el sur, en Río Negro, encontramos viñedos centenarios. La actividad vitivinícola en esta región comenzó a fines del siglo XIX, con la fundación de Viedma y Carmen de Patagones. Los primeros habitantes trajeron las herramientas y las estacas de vid.

En el área del Valle inferior del río Negro, donde el clima es propicio para el cultivo de la vid, existieron bodegas artesanales. Aunque muchas fueron abandonadas, varias perduran en Cipolletti y General Roca.

A partir del 2004 comenzaron a recuperarse los viñedos, la mayoría a 250 metros sobre el nivel del mar. A pesar de los intensos vientos y heladas, la región se ha convertido en un epicentro de la viticultura sostenible. 

En General Roca se encuentra la Bodega Humberto Canale, con suelos de origen aluvial formados hace cinco millones de años a partir del efecto de los glaciares que dominaban gran parte de la región patagónica. Gracias al clima seco y soleado de la región y el manejo acertado del riego, estos suelos dan excelentes resultados para cepas como el Pinot Noir, Merlot, Malbec, Cabernet Franc, Cabernet Sauvignon, Semillón, Sauvignon Blanc  y Riesling.

Viñedos de la Bodega Humberto Canale en General Roca, Río Negro.

El Gran Reserva 100% Pinot Noir de Humberto Canale proviene de los viñedos propios de la bodega, con más de 35 años de historia.

La cosecha manual se realizó a mediados de marzo, llevando las uvas a la bodega en pequeños contenedores a solo 1 km de distancia de la viña. 

La meticulosa elaboración incluye selección de racimos, maceración prefermentativa en frío por 48 a 72 hs y fermentación alcohólica en vasijas de cemento por 20 días con remontajes periódicos. Luego la crianza es en barricas nuevas de roble francés y americano por 12 meses, para concluir con 6 meses de guarda en botella antes de su comercialización.

Este Pinot Noir representa lo mejor de la variedad en nuestro país y fue el primero elaborado en barricas en la Patagonia en 1999.

Tiene aromas frutados y especiados, en boca se destaca como muy suave y aterciopelado, con notas de vainilla, tabaco y nuez.

Mainque, Río Negro

Continuando nuestro recorrido por la Patagonia, llegamos a Mainque, Río Negro, donde se alza la Bodega Noemia.

Este fue el proyecto de la Condesa Italiana y productora de vinos, Noemí Marone Cinzano, en unión con el winemaker danés Hans Vinding-Diers, con el objetivo de producir uno de los mejores vinos de Argentina. Juntos vinificaron una pequeña partida por diversión, que llegó de casualidad a una feria de vinos en Europa, donde ganó notoriedad. Así decidieron instalarse en Mainque y seguir el sueño de hacer el mejor vino. 

Viñedos de la Bodega Noemia, en Mainque, Río Negro.

Permanecieron juntos en el proyecto por 18 años hasta que recientemente, Hans Vinding-Diers, junto con su mujer e hijos, se convirtieron en los únicos dueños de la bodega, mientras que la Condesa continuó con proyectos propios en Europa.

La filosofía de Bodega Noemía es trasladar el viñedo a la botella de la manera más sincera, por eso cosechan a mano, extraen de forma tradicional (como Pigeage o pisan con palo de madera o pies), fermentan en cubas de roble abiertas, vasijas de cemento y tanques de acero inoxidable, mientras que la crianza es en barricas de roble de 600 litros de segundo uso.

A Lisa Malbec es el vino de pueblo de la Bodega Noemía, con uvas provenientes de cuatro viñedos distintos alrededor de Mainque, cosechadas por separado, cada una a su tiempo. Fermentado despalillado con levaduras nativas seleccionadas.

Es un vino 90% Malbec, 9% Merlot y 1% Petit Verdot y busca mostrar la sinceridad de la uva patagónica. Tiene gran expresión frutal y una vez abierto gana en complejidad.

Villa Regina, Río Negro

Villa Regina, la Perla del Valle de Río Negro, nació como una colonia agrícola de origen italiano en el año 1924. Con 35 mil habitantes, actualmente se destaca en la fruticultura por su desarrollo tecnológico, infraestructura y el interés comunitario en promover su identidad productiva.

La Cooperativa La Reginense, fundada por inmigrantes italianos, marcó un hito fundamental en la historia de la sidra en Argentina, ya que fueron ellos quienes empezaron a elaborarla. 

La bodega Pülku, ubicada en esta región, es un homenaje a los fundadores de la Cooperativa. En Villa Regina se encuentra la Chacra Don Simón, con suelos franco arenosos muy fértiles, donde se cosechan peras y manzanas destinadas especialmente a la elaboración de la sidra.

Plantaciones de manzanas de Pülku, en Villa Regina, Alto Valle de Río Negro.

Villa Regina, la Perla del Valle de Río Negro, nació como una colonia agrícola de origen italiano en el año 1924. Con 35 mil habitantes, actualmente se destaca en la fruticultura por su desarrollo tecnológico, infraestructura y el interés comunitario en promover su identidad productiva.

La Cooperativa La Reginense, fundada por inmigrantes italianos, marcó un hito fundamental en la historia de la sidra en Argentina, ya que fueron ellos quienes empezaron a elaborarla. 

La bodega Pülku, ubicada en esta región, es un homenaje a los fundadores de la Cooperativa. En Villa Regina se encuentra la Chacra Don Simón, con suelos franco arenosos muy fértiles, donde se cosechan peras y manzanas destinadas especialmente a la elaboración de la sidra.

Así concluimos nuestro viaje a través de las distintas regiones vitivinícolas de Argentina. Desde Maimará en Jujuy hasta Villa Regina en Río Negro, hemos visto cómo cada zona revela su propio terroir, dando origen a vinos singulares.

Ahora te invitamos a disfrutar de estos vinos y muchos más, disponibles en nuestra exclusiva tienda online.