Los Mejores Espumantes y Sidras para Celebrar en las Fiestas

Los Mejores Espumantes y Sidras para Celebrar en las Fiestas

Desde los más elegantes espumantes hasta las sidras más refrescantes, esta selección te garantiza el brindis perfecto.

Los espumantes son imprescindibles en cualquier celebración y sobre todo en los encuentros de fin de año. Su versatilidad permite disfrutarlos como aperitivo, acompañando la comida o para brindar junto al postre.

Esta bebida cuenta con una amplia gama que satisface todos los paladares. Cada etiqueta nos proporciona información clave, como el tipo de uva con la que fue elaborada y la dosis de azúcar, clasificándose como Extra Brut, Nature, Dulce, entre otros. Los Nature tienen una baja concentración de azúcar, aproximadamente 3 gramos por litro, mientras que los Dulces tienen casi 40 gramos por litro, esto es dentro de la legislación Argentina.

Además, algunas etiquetas pueden especificar que fueron elaboradas mediante el “método tradicional” o Champenoise, indicando que la segunda fermentación se realizó dentro de la misma botella, como el Champagne francés.

A pocos días de los festejos de fin de año, te damos algunas recomendaciones para que puedas elegir los mejores espumantes y sidras para brindar en tus cenas. 

Comenzamos con el Alamos Extra Brut, una joya argentina de la emblemática bodega Catena Zapata, que ya es todo un clásico en las cenas de navidad y año nuevo. 

Elaborado con uvas Chardonnay (70%) y Pinot Noir (30%), es el espumante perfecto para los brindis.

Fue confeccionado bajo el método tradicional y tiene un aroma fresco y frutado.  En boca se sienten sus burbujas, resaltando el intenso sabor frutal. Su acidez fresca y balanceada le confiere gran elegancia y longitud.

Es un espumante versátil que se presta tanto como aperitivo como para acompañar platos basados en frutos de mar, así como platos fríos como sushi y canapés.

Alamos Extra Brut
Alamos Extra Brut

Directo de Francia, este espumante llega para disfrutar en las fiestas. 

El Taittinger Magnum Reserve se elabora con una mezcla exclusiva de 40% Chardonnay, 35% Pinot Noir y 25% Pinot Meunier, utilizando uvas perfectamente maduras cosechadas en más de 35 viñedos distintos. El resultado es un espumante ligero, elegante y equilibrado.

Se presenta con un cuerpo brillante de tonalidad amarillo dorado, con aromas de fruta y brioche, así como de durazno, flores blancas y vainilla. En boca es fresco con sabores de fruta fresca y miel.

Taittinger Magnum Reserve es sinónimo de celebración, siendo el compañero ideal para los momentos especiales.

Se puede maridar con ahumados, aperitivos, aves, carnes blancas, pescados, pollo, quesos azules o quesos de pasta suaves.

Taittinger Magnum Reserve
Taittinger Magnum Reserve

La siguiente recomendación es el Alma 4 Pinot Chardonnay, el más clásico de la bodega Alma 4. Una obra maestra que fusiona la intensidad del Pinot Noir (70%) con la frescura del Chardonnay (30%). Su delicadeza y elegancia se combinan con una frescura que nos transporta a las alturas del Valle de Uco.

Con sus cadenas finas de burbujas, revela sutiles matices de ananá, flores y cítricos. Los toques de panadería y levaduras nos remiten al método Champenoise  y 15 meses sobre lías con el que fue elaborado y en cada sorbo se aprecian notas frutadas, cereales y miel.

Alma 4 Pinot Chardonnay
Alma 4 Pinot Chardonnay

Si hablamos de etiquetas que no pueden faltar en tu mesa, Casa Boher Extra Brut es una de ellas.

Elaborado mediante el método Champenoise y 18 meses sobre borras finas, es el único espumante Extra Brut de la bodega Rosell Boher.

Está compuesto por uvas 70% Pinot Noir y 30% de Chardonnay, provenientes de la finca en Valle de Uco.

En nariz se despliegan aromas a pan tostado, duraznos, cítricos, manzana, ananá, coco y ciruelas. En boca es de mucho cuerpo y sin amargos, consolidando los sabores que percibimos en nariz.

En cuanto al maridaje, queda bien con aves, pescado, grillados, salteados o fritos, quesos de pasta dura, vegetales verdes, frutos secos, así como comidas picantes y muy condimentadas.

Casa Boher Extra Brut
Casa Boher Extra Brut

En el catálogo de espumantes argentinos, se destaca el Cruzat Cuvee Extra Brut, seduciendo con sus burbujas finas y un perfil seco y vibrante.

Esta es la primera línea de espumantes de Cruzat y ha marcado el camino de calidad para la bodega.

Su composición es de 75% Pinot Noir y 25% Chardonnay y se caracteriza por sus 24 meses de guarda en un tanque y otros 24 meses sobre borras en botella.

Este espumante tiene acidez equilibrada, producto de un mayor dosaje de azúcar. Puede ser el acompañante perfecto para mariscos y pescados con salsas consistentes, así como platos con salsas más ligeras, pastas y carnes asadas o a la plancha.

Cruzat Cuvee Extra Brut
Cruzat Cuvee Extra Brut

Otro clásico de Catena Zapata es el DV Catena Nature, un espumante con una combinación de uvas Chardonnay (70%) y Pinot Noir (30%) provenientes de los viñedos de la bodega en Tupungato.

Tanto el Chardonnay como el Pinot Noir son clones seleccionados para la elaboración de espumantes naturales. El Chardonnay es muy intenso aromáticamente, elegante y de gran longitud, aportando al vino base la expresión aromática. Por su parte, el Pinot Noir de racimos pequeños y de gran equilibrio ácido, aporta al corte estructura y complejidad.

El aroma del DV Catena Nature es fresco y delicado, con pronunciadas notas florales y cítricas. En boca se revelan sabores a frutos blancos de carozo con un sutil dejo mineral.

DV Catena Nature
DV Catena Nature

Si preferís un espumante 100% Pinot Noir, la mejor opción es el Espumante Reginato Celestina Extra Brut.

Este refleja la cuidadosa artesanía de la familia Reginato, que ha sido líder en la elaboración de espumantes de alta calidad en Mendoza durante más de 50 años.

Según señala la bodega, este espumante expresa mucho más que una simple nota de cata, es la transmisión de la pasión y el amor que inspira la memoria de su madre, Celestina.

Así obtienen una bebida que conjuga los aromas naturales del vino con los generados durante el proceso de obtención de burbujas delicadas y finas.

Dentro de la línea Celestina, este es el espumante más clásico, con 26 meses sobre lías, con las características de uno tradicional de Pinot Noir, enriquecido por la complejidad que aporta el tiempo en reposo sobre lías.

Espumante Reginato Celestina Extra Brut
Espumante Reginato Celestina Extra Brut

Para los que prefieren brindar con una bebida elegante y dulce, el Nicasia Espumante Doux puede ser una gran elección.

Este espumante joven y fresco es elaborado con un blend de uvas Chardonnay (60%), Pinot Noir (25%) y Moscatel de Alejandría (15%). Presenta un suave color dorado y se clasifica como un Demi-Sec, destacando por su aroma a flores blancas.

Tiene una acidez muy equilibrada, de gran armonía en boca y burbujas delicadas y persistentes.

Nicasia Espumante Doux
Nicasia Espumante Doux

Otra gran alternativa la encontramos en el espumante Osadía Blanc de Blancs, creación de la reconocida bodega Susana Balbo, con 70% de Chardonnay y 30% de Chenin Blanc

La línea Osadía de Crear surge de la visión emprendedora de Ana, hija de Susana y fundadora del restaurante homónimo de la bodega. Juntas seleccionan cuidadosamente las uvas que dan origen a esta línea de vinos tranquilos y espumosos, todos concebidos con un enfoque gastronómico.

El Osadia de Crear Blanc de Blancs es de color amarillo tenue y perlage fino, ideal para maridar junto con pescados y frutos de mar, preparaciones con arroz.

Espumante Blanc de Blancs
Osadía de Crear Espumante Blanc de Blancs

Otro de los imperdibles para estas fiestas es el espumante Rosell Boher Brut, 60% Pinot Noir y 40% Chardonnay, de la Finca Los Árboles en Tunuyán, a 1250 MSNM, Valle de Uco, Mendoza.

Se desarrolló bajo el método tradicional, respetando un tiempo mínimo sobre borras de entre 30 y 36 meses.

En nariz encontramos aromas a pan tostado, frutas tropicales y toques de almendra y coco. En boca es pleno, con buena acidez, largo y sin amargos, repitiendo los sabores de durazno, cereza, pomelo rosado y frutas tropicales.

Este fue uno de los primeros productos elaborados por la bodega y es una elección ideal para elevar tus celebraciones.

Rosell Boher Brut
Rosell Boher Brut

El Rosell Boher Encarnación es otro de nuestros elegidos de esta bodega, con 80% Chardonnay y 20% Pinot Noir, de la misma Finca Los Árboles en Tunuyán y desarrollado bajo el método Champenoise con un tiempo mínimo sobre borras de 24 meses.

En la fase olfativa, despliega aromas a frutos secos como avellanas y almendras, frutas de pepitas como membrillos, manzanas y peras, así como notas cítricas y tostadas propias de su evolución sobre borras finas.

En cuanto a su sabor, tiene buena acidez e intensidad, con sabores propios de la variedad predominante, el Chardonnay. A esto se suman la estructura que aporta el Pinot Noir y el largo periodo en contacto sobre borras finas.

Rosell Boher Encarnación
Rosell Boher Encarnación

Siguiendo con los clásicos, sugerimos el Saint Felicien Nature, caracterizado por su frescura y expresión frutal, un blend de uvas Chardonnay (70%) y Pinot Noir (30%), provenientes de los viñedos de Catena Zapata en Tupungato.

El Chardonnay aporta gran longitud y una expresión aromática al vino base. El Pinot Noir aporta la estructura y complejidad.

Se presenta con un color amarillo pálido y reflejos acerados, mientras que su aroma remite a flores blancas y frutos cítricos.

En boca se aprecian agradables sabores de pan fresco y levadura, con una acidez vivaz y refrescante.

Saint Felicien Nature

Zuccardi Blanc de Blancs nos invita a disfrutar de la excelencia vinícola argentina de la mano de la bodega Zuccardi Valle de Uco, elaborado 100% con uvas Chardonnay.

Con un aroma intenso a miel combinado con la fruta blanca característica del Chardonnay de Tupungato, como la pera y el membrillo, revela también toques de pan tostado y manteca, delatando su larga estadía en contacto con levaduras.  

En boca es de gran volumen, donde las notas de miel se hacen presentes combinándose con notas a cereales. Es de buen equilibrio, graso y de final largo y fresco. La fineza y elegancia de las burbujas dan una sensación de cremosidad en el paladar, delicado atributo al combinarse con los aromas a frutas blancas.

Este fue uno de los primeros aportes de Sebastián Zuccardi a la bodega, fruto de su experiencia en Champagne, Francia, logrando uno de los espumantes más complejos de Argentina, siguiendo el método tradicional.

Zuccardi Blanc de Blancs
Zuccardi Blanc de Blancs

Por último, para quienes prefieran disfrutar de la tradición con un toque más frutal, recomendamos la Sidra Pülku Pera, ligera y natural, con mínima intervención y bajo contenido de alcohol y azúcar.

Estas sidras son elaboradas en la Chacra Don Simón, Villa Regina, Río Negro, donde destaca el cuidado de la fruta y de la producción. Allí se realiza la sidra moliendo peras Williams y Packham ‘s orgánicas. La pulpa que se obtiene se prensa una única vez para luego iniciar el proceso de fermentación. Una vez finalizado, se obtiene el caldo con el que se elaboran diversas sidras.

Esta sidra es perfecta para acompañar postres, así como quesos frescos o de pasta semi-blanda y azules.

Sidra Pülku Pera
Sidra Pülku Pera

Y así concluimos nuestras recomendaciones de los mejores espumantes y sidras para estas fiestas. Ahora es tu turno de elegir el que más te guste para brindar este fin de año. ¡Salud!